DO-DO-DO, DO-DO-DO

                                      solo cambia de lugar
Ningún amor muere,
                                      en la memoria.
                        quizás...
se le olvido...
                                       decir que me quería...

                        esa fría tarde de invierno.

"Acojo en mi hogar palabras que he encontrado abandonadas en mi palabrera.
Examino cada jaula y allí, ladrando, vocales y consonantes;
Encuentro sucios verbos que lloran después de ser abandonados por un sujeto que un día fue su amo;
y de tan creído que era prescindió del predicado.
Esta misma semana han encontrado a un par adjetivos transtornados,
a tres adverbios muertos de frío,
y otros tantos de la raza pronombre que sueñan en sus jaulas con ser la sombra de un niño.
Señalo entonces las palabras que llevan más días abandonadas y me las llevo a casa,
las vacuno de la rabia y las peino a mi manera, como si fueran hijas únicas,
porque en verdad todas son únicas.
Acto seguido y antes de integrarlas en un parvulario de relatos o canciones
les doy un beso de tinta y les digo que si quieres ganarte el respeto
nunca hay que olvidarse los acentos en el patio,
A veces les pongo a mis palabras diéresis de colores imitando diademas
y yo sólo observo cómo juegan en el patio de un poema.
Casi siempre te abandonan demasiado pronto y las escuchas en bocas ajenas
y te alegras y te enojas contigo mismo como con todo lo que amamos con cierto egoísmo.
Y uno se queda en casa, inerte y algo vacío, acariciando aquél vocablo mudo llamado silencio,
siempre fiel, siempre contigo.
Pero todo es ley de vida, como un día me dijo el Poeta Halley:
“Si las palabras se atraen que se unan entre ellas.
Y a brillar que son dos sílabas"

   "El poeta Halley", Joan Manuel Serrat & Love of Lesbian. 
Quiero coserte al bolsillo de mi abrigo, 
                                       pegadito a mi.


que durará siempre; 
                             que, habiendo 
                                  tenido principio, 
                                                    no tendrá fin.

                                                                                 
               [ouɹәʇ!dɯәs]

Me encanta cuando te haces auto-fotos
                                             y

                    colocas los morritos
como si

                  fueras un pez

                                      ><((((º> 
me pondré el abrigo,

                                                      por si tardas en llegar...
He suplicado abrazos antes de un portazo,


                       debido a un flechazo 
                                                  que me duele 

...todavia.
Aprendí que la memoria no borra, 
                                             esconde. 
Que el tiempo no cura, 
                                            pero ayuda a sanar. 
Que quien no te busca, 
                                             no te extraña y quien no te extraña no te quiere. 

Aprendí que el destino determina quién entra en tu vida pero tú decides quien se queda, 

                                             que la verdad duele una sola vez y la mentira cada vez que la recordamos. 

Que nunca conocemos a una persona de verdad. 


Que hay tres cosas en la vida que se van 

                                                              y no regresan jamás: 
las palabras, el tiempo y las oportunidades,
                                                                                 por eso, 

valora a quien te valora 

                                             y no trates como prioridad a quien te trata como una opción.

"... a veces soy montaña 

                             y el río eres tu ".



"... me agobio y no sé por que !
                                                           ... a veces,
unas deprimido,
                          otras ansioso...

                              todas con una bola en la garganta.
Mal día hoy por el tiempo,
                    pero si son de los que más me gustan...

o quizás eso fuera antes, cuando disfrutaba de ellos,
                                       aunque fuera solo o de vuelta de algún viaje

siempre con tantos proyectos,
                                                          ...imaginando...

demás historias e historietas.

           En cambio ahora no asumo del todo los cambios que mi cuerpo pueda tomar,
o incluso enferme inesperadamente,
                                                         pero eso no me preocupa... tampoco
                             el dinero, absurdo invento al que estamos enganchados, aunque yo

                                             hace tiempo que "me quite de ello".
Vivo al día,
                   " del pan de hoy y el hambre para mañana",
                                                 de encuadres a través de la ventana del autobús,
     de recortes,
                        de miradas fugaces,
                                                        de la luna y el frío,
del saludo que no me niegan,

de la cicatriz que me dejo su sonrisa
                                                          o el intento de....

Vivo!
          me acabo de dar cuenta,
                                                al frenar fuertemente me agarro de ágilmente del mismo modo todavía
             no queriendo caer y hacerme daño, aunque a veces flojee,
                                                                                                        no acaba aquí mi camino...


...quizás sea otro bache.
            

                                                                                                                                                                  (Oben Antón)



"...ví de nuevo esa sombra...
                                         y me llamo


por mi nombre".


       ...  como?
... donde?
       ... en que lugar?
Quizás el recuerdo que se pierde,
          ... no recuerdo quien eres,
                                       quizás también nunca lo supe.

Yo te busco siempre en lo que no tienes
                                   Me invento lo que tienes.

                           Todo,
es lo que tu siempre me das ...


Las golindrinas que vuelven cada primavera ,
                                                                       no son las mismas.
                          Debo aprender a defenderme,
pero tambien de mi.
                            Solo.
Yo solo espero.

Mientras recuerdo días de sofá que aún no han llegado.
                  Espero a alguien que hoy no vendrá.
Los románticos somos naturalmente extremistas

                                                  y
                                                           meláncolicos.
Saca de esa cajita los besos que me debes.
...
¿Dondé están
                los besos que te debo?
                   Si amas algo,
 dejalo libre.
                   Si vuelve a ti,
es tuyo.
                   Si no vuelve,
nunca lo fue.
No hay nadie tan viejo que no pueda estar un día alegre,
ni nadie tan joven que no pueda estar un día triste.

Acaríciame los párpados.
Busca los ojos entre mis entrañas.
Desnudo como voy, tantea
el lado hirsuto de mis venas.
Riega de hostil presencia mi voz
y di que no te importa.
Que no son éstas di,
las caricias que a ti me llevan.

(Kepa Murua)
Creo que podría transformarme y vivir con los animales. ¡Son tan apacibles y dueños de sí mismos!
Me paro a contemplarlos durante tiempo y más tiempo.
No sudan ni se quejan de su suerte, no se pasan la noche en vela. llorando por sus pecados,
no me fastidian hablando de sus deberes para con Dios.
Ninguno está insatisfecho, a ninguno le enloquece la manía de poseer cosas.
Ninguno se arrodilla ante otro, ni ante los congéneres que vivieron hace miles de años.
Ninguno es respetable ni dsgraciado en todo el ancho mundo.
(Walt Whitman)
Donde habita el olvido [1932-1933]

Como los Erizos, ya sabéis, los hombre un día sintieron su frío. Y quisieron compartirlo. Entonces inventaron el amor. El resultado fue, ya sabéis, como en los erizos.
¿Qué queda de las alegrías y penas del amor cuando éste desaparece? Nada, o peor que nada; queda el recuerdo de un olvido. Y menos mal cuando no lo punza la sombra de aquellas espinas; de aquellas espinas, ya sabeis.
Las siguientes páginas son el recuerdo de un olvido.
(Luís Cernuda)
Desde el mirador...

Ahora que es demasiado tarde para todo, contemplarás que han sido nuestras vidas colección de mentiras alentadas por la luz del quinqué de los fracasos, manos disueltas en domingos fúnebres, barniz de la tristeza ardiendo en los tabiques de oscuros mediodías, uñas rotas del gozo en los suelos mentales del deseo. Qué hemos sido, truncados exploradores de sendas marchitas que se estrellaban en espejos sin respuestas. Ahora aquí en el mirador bajo el relámpago del tiempo y del miedo contemplamos las astillas de los seres que no pudimos llegar a ser. Digamos que valió la pena el tránsito y escuchemos los sonidos del silencio, fraguados en los subterráneos del corazón, elocuentes intérpretes del olvido que nos sugieren conformarnos… con saber que mereció la pena haberlo vivido. (José Luís Garcia Gonzalez)
Poco sé de la noche pero la noche parece saber de mí, y más aún, me asiste como si me quisiera, me cubre la conciencia con sus estrellas. Tal vez la noche sea la vida y el sol la muerte, tal vez la noche es nada y las conjeturas sobre ella nada y los seres que la viven nada. Tal vez las palabras sean lo único que existe en el enorme vacío de los siglos que nos arañan el alma con sus recuerdos. Pero la noche ha de conocer la miseria que bebe de nuestra sangre y de nuestras ideas. Ella ha de arrojar odio a nuestras miradas sabiéndolas llenas de intereses, de desencuentros. Pero sucede que oigo a la noche llorar en mis huesos. Su lágrima inmensa delira y grita que algo se fue para siempre. Alguna vez volveremos a ser.

Alejandra Pizarnik, (La noche)
Disolver la luz, borrar la noche, entender la mentes, crear un alma... esto es lo fácil.
Hay quien ve el bosque y solo ve leña para el fuego...hay quien ve el bosque, todo el bosque y sus inmensas posibilidades, y no tiene opción, ni siquiera de utilizar los troncos secos para el fuego. Pero al menos se deleitará con la simple contemplación del bosque... Mientras mantenga su belleza intacta y lo menos manipulada posible por terceros que siempre acaban contaminando.
Dices que quieres crecer siguiendo mi estela.

¿Será verdad que la sigues?
¿Serás la cola de mi cometa?

Quisiera ser tu estrella
y que con mi luz se ilumine tu vida,
quisiera ser la luna en tu firmamento
quisiera ser el sol que caliente tu vida,
y que tu universo, sea mi universo.
Quisiera ser la fuerza que mueva tus planetas

Pero lo que realmente quisiera es fundirme en ti,
en el espacio de tu vida.